Todo lo que debes conocer sobre la Ley de Comercio Electrónico en España

Si quieres crear un e-commerce, lo ideal es asegurarte que cumples con todos los requisitos de la legislación en comercio electrónico. Descubre los puntos clave de la Ley de Servicios de la Sociedad de la Información y del Comercio Electrónico (LSSI) para estar preparado ante cualquier imprevisto.

El uso del e-commerce se ha expandido a pasos de gigante desde la popularización de la Web 2.0. Muchos negocios de todo tipo y tamaño se han lanzado a realizar su venta a través de Internet y, superado el miedo inicial de los usuarios por la inclusión de los datos personales, este modelo de compra crece como la espuma. La situación de pandemia provocada por el Covid-19 también ha acelerado los cambios de hábitos de consumo en esta dirección, y se ha fomentado mucho más el comercio electrónico dentro de las estrategias de Marketing 360.

Si te preguntas cómo crear un e-commerce o qué se necesita, lo primero que debe preocuparte es ajustarte a la normativa vigente. La Ley de Servicios de la Sociedad de la Información y del Comercio Electrónico (LSSI) entró en vigor en 2002 y desde entonces regula todos los aspectos alrededor del e-commerce: quienes están sujetos, autorizaciones, derechos de los consumidores, obligaciones de las empresas y protección de datos, entre otros. A continuación señalamos los puntos más importantes de la legislación de comercio electrónico para que los tengas en cuenta:

¿Quién está sujeto a la Ley de Comercio Electrónico?

Todas aquellas personas que se dediquen a realizar actividades económicas en Internet y también las que lleven a cabo actividades mediante otros medios telemáticos, como por ejemplo email, televisión digital interactiva, etc. 

Además, se debe tener en cuenta que:

La gestión del negocio debe estar centralizada en territorio español.

O, en caso de que no sea así, tener una sucursal, oficina o derivados situado en España desde la cual se presten los servicios oportunos.

¿Necesito autorización para vender en Internet?

La Ley de Comercio Electrónico indica que cualquier prestación de servicio online puede llevarse a cabo de manera libre sin ningún tipo de autorización específica. Lo único que sí destaca es que, aquellos servicios que dependan de autorización administrativa se someterán al régimen general que les sea preciso a razón de las normas y leyes ya vigentes

¿Cuáles son las principales obligaciones de las empresas que quieren comercializar productos a través de su web?

Denominación social, Número de Identificación Fiscal (NIF), domicilio y dirección de correo electrónico. También cualquier otro dato que permita una comunicación directa y efectiva, como por ejemplo el teléfono o el número de fax.

Datos de inscripción si la empresa está registrada en el Registro Mercantil o en cualquier otro registro público.

Información sobre el precio de los productos, señalando si incluye o no los impuestos aplicables, los gastos de envío y cualquier otro dato que deba incluirse en cumplimiento de normas autonómicas que se apliquen.

¿Cuándo puedo enviar comunicaciones comerciales por medios electrónicos?

Podemos enviar comunicaciones comerciales por email u otros medios electrónicos siempre que dejemos claro el tipo de comunicación que es y nuestra identidad como anunciantes. 

El envío de mensajes publicitarios se puede dar a los usuarios que previamente lo hayan autorizado de forma expresa; la ley también nos deja enviar publicidad a los usuarios con los que tengamos una relación contractual previa, sobre productos o servicios similares a los que el cliente ha adquirido. 

Importante: siempre debemos dar la opción al destinatario de dejar de tratar sus datos con fines promocionales; esta opción estará habilitada en cada una de las comunicaciones comerciales que le enviemos, de forma sencilla y telemática.

Los derechos de los consumidores

A la hora de cómo crear una página web de un e-commerce no hay que olvidarse de los derechos del consumidor. Todas las empresas tienen la obligación de asegurar a sus usuarios o compradores que tendrán la total libertad de acceder a sus quejas y reclamaciones. 

Esto quiere decir que la empresa deberá proporcionar a los consumidores toda la información relacionada con los datos de contacto de la misma: número de teléfono, dirección, correo electrónico, etc. para que nos hagan llegar su descontento en forma de reclamación. 

Estos cinco puntos de la Ley de Comercio Electrónico son importantes a la hora de crear un e-commerce para cumplir con todos los aspectos relacionados con la legalidad, derechos del consumidor, publicidad, comercialización y ventas, entre otros. Estas leyes para tener un negocio online te ayudarán a poner en marcha tu nuevo proyecto y conseguir que sea un éxito, así que no las olvides.

Todos los derechos reservados © 2021 Grartwork | Aviso Legal | Política de privacidad

Hagamos algo juntos

Escríbenos